Gestión empresarial

Bravo por Amancio. Número 1 en la lista Forbes

Por

amancio el hombre mas rico del mundo

Hace unos días volvíamos a leer que Amancio Ortega encabezaba de nuevo la lista Forbes, siendo el hombre más rico del mundo. Quizá vuelva a ser como ocurrió en Octubre del 2015 por unas horas o por unos días, pero como puedes imaginar, la noticia a muchos les da para hablar.

Seguro que esta noticia te causa algún tipo de reacción. Todos tenemos una opinión al respecto ¿verdad?

He visto de todo en las RRSS en los últimos días. El otro día leía este tweet de Pablo Echenique y una contestación. Aquí la tienes:

Echenique Amancio Ortega

Como puedes imaginar el hecho de que alguien llegue muy arriba en algo, provoca mucha polémica en un país todavía dividido por los estragos de la guerra civil. Aunque muchos pensemos que ya va siendo hora de olvidar aquel capítulo de rojos y azules que incluso en estos tiempos (80 años después) todavía algunos quieren hacernos creer. Estamos viendo demasiada escenificación política en los últimos meses ¿no te parece?

A mi particularmente me provoca orgullo y alegría. Aunque evidentemente uno puede opinar lo que quiera. Me provoca orgullo porque el hecho de que Ortega sea de nuestro pais y que esta noticia llegue a todo el mundo, hace que uno sienta que en España algunas cosas no las estamos haciendo tan mal.

Creo que va siendo hora de volver a amar el lugar donde se ha nacido y a estar orgulloso de que a las personas de tu país les vaya muy bien.

Quizás nuestras ganas de tirar por tierra a aquel que triunfa es lo que ha hecho que todavía tengamos un país que va a remolque en muchas cosas. Y esto es lo que adivino que le pasa a muchas personas al leer la noticia, indignación de todo tipo.

A mi no me indigna. Me hace feliz que estemos a la cabeza en el sector de la moda y la distribución, y que Amancio Ortega sea cada vez más millonario, eso es una gran noticia para España, y creará más riqueza en forma de empleos e impuestos. Quizás no sea tan filántropo como Bill Gates, pero la Fundación Amancio Ortega lleva muchos años haciendo donaciones y proyectos solidarios de todo tipo. Y por otro lado, puede hacer con su dinero lo que quiera, siempre y cuando no haga daño a otras personas. Creo que eso también es la libertad.

Quizás pienses que Amancio podría hacer más. Pero yo me pregunto ¿Qué estás haciendo tú?, ¿Cuánto estás aportando tú para el bienestar de otras personas?

Solemos quejarnos de estas cosas, pero cuando uno mira la contribución individual de muchos de nosotros a asociaciones, fundaciones y a las personas que menos tienen, nos damos cuenta de que es muy pobre o ninguna. Si nosotros no lo hacemos en proporción a nuestro salario, tampoco lo deberíamos pedir a aquellos que más tienen en proporción al suyo.

Creo que es fácil criticar a personas como Amancio Ortega. Lo realmente complicado es crear una empresa como el Grupo Inditex. Evidentemente muchas personas optan por lo primero.

Criticar es sencillo, trabajar duro y centrarse en hacer lo tuyo muy bien es más complicado.

Cuando se está arriba del todo es fácil convertirse en el punto de mira. Eso le pasa a muchos empresarios, emprendedores a los que materialmente la vida le va bien. Puntualizo lo de “materialmente” porque solemos pensar que estas personas son más felices que tú y que yo.

amancio ortega la principal fortuna

Creo que la mejor aportación de Amancio es la aportación de valor a la marca España. Los suecos están muy orgullosos de empresas como IKEA, Volvo o H&M. Muchos de nosotros sin embargo parece que nos peleemos con el éxito que tienen empresas como Banco Santander, Grupo Inditex u otras.

Por otro lado, las siguientes mejores contribuciones que puede hacer una persona a la que las cosas le van bien son:

  1. La creación de puestos de trabajo.
  2. Pagar impuestos de todo tipo que contribuyan al bienestar de la sociedad. 

Hay empresas y personas que lo hacen muy bien en este sentido, que no entran al trapo de las críticas y falsas noticias que en la mayoría de ocasiones se vierten sobre ellos.

Creo que hacemos un flaco favor a nuestro país con esa actitud negativa que muchas personas tienen cuando hablan de aquellos que triunfan. 

Si quieres hacer algo por España, deja de criticar y ponte manos a la obra a trabajar para crear algo extraordinario. Quizás algún día te vaya muy bien, y yo te aplaudiré y me alegraré por ti.

Si a tu vecino le va muy bien, alégrate. No lo critiques.

Que tengas un gran día.


,

10 Comentarios

  1. Miquel Pino

    Excelente reflexión César,
    Por supuesto que el valor y la capacidad de emprender capitaneada por este señor es digna de estudio para aprender.
    Criticar es lo fácil. Actuar y hacer es lo que hay que hacer.
    Un fuerte abrazo desde Banyoles.

    Responder
  2. jose maria

    Es muy fácil tener envidia del que triunfa y decir que “ha tenido suerte” o que “algo malo habrá hecho para llegar hasta allí” o que “eso no es vida porque seguro que en el fondo es un desgraciado”.. yo haciendo una reflexión interna pienso (y esto solo es un pensamiento personal) que todo el que piensa asi, en realidad es un “perdedor” y nunca llegara a nada. lo que diferencia a las personas que triunfan en la vida es la actitud. la actitud positiva y constructiva frente a los acontecimientos que nos ocurren cada dia. Quien se dedica a criticar nunca llegara a nada. Y por “triunfar” no me refiero al dinero ni mucho menos, sino a la felicidad.. y no se puede ser feliz si se vive pensando en los demás, en si tienen mas o menos que uno mismo, o en si han hecho esto o aquello.. en fin, que cada uno apechugue con sus actos y con su vida. Pero siempre mirando por no hacer daño a nadie

    Responder
  3. Envidia.
    Vivimos en el país de la envidia.
    Pero claro, esa envidia sale ahora cuando el tipo tiene éxito y está entre las 5 fortunas más importantes del mundo.
    Pero cuando se puso a coser batas en un local de mala muerte en A Coruña, trabajando más horas que un reloj y luchando por lo que quería conseguir, ahí nadie le tenía envidia.
    Criticar es fácil…

    Responder
  4. jose joaquin milán

    ¡ animo ! necesitamos solo 30 A.Ortega’s (30×150.000=4.500.000 parados menos) y sobran ¿buenos consejeros?

    Responder
  5. Creo que nadie duda de la brutal capacidad de Amancio Ortega y de que es un ejemplo a seguir en el ámbito empresarial.
    Otra cosa bien distinta es el debate de la distribución de la riqueza y de cuantos impuestos paga o debe pagar alguien quien tiene más de 60.000 millones de euros.
    En un mundo donde cada día hay más dinero que el día anterior y la desigualdad va en ascenso sería bueno pensar en eso.
    Un saludo

    Responder
  6. Sylvia de Uruguay

    Totalmente de acuerdo!!! Ojalá en mi país tomen esa actitud de alegrarse por el triunfo del prójimo, yo ya lo hago!!!
    Buena jornada

    Responder
  7. Jose Aguilar

    Cuando de empresas se trata, estamos hablando de un aporte extraordinario que se da a la sociedad, es decir, todos sabemos que la empresa privada representa un significativo aporte al desarrollo a los países, por ello debemos felicitar a aquellas que responsablemente evolucionan y crean.
    Aleluya el país que tiene un tejido estable y creciente, en mi país, Venezuela estamos viviendo todo lo contrario, por eso es que desde acá felicito este artículo que reivindica a la empresa y al empresario. Debemos agradecer estas iniciativas e impulsarlas y todos trabajar por hacer algo similar en el nivel que nos corresponda. Que viva el empresariado y sus empresas, celebremos que cada día halla mas, eso si responsables y ecológicas.

    Responder
  8. Tal vez debamos reflexionar si tiene que ser noticia el hecho de que un español sea el más rico del mundo y tengamos que estar orgullosos. ¿El éxito es la acumulación de riqueza? ¿A nuestros hijos les tenemos que enseñar que tirunfarán el día que acumulen más dinero del que puedan gastar aunque otras personas no tengan para comer? No tengo nada en contra de Amancio Ortega y sí contra el modelo social que lo encumbra.
    Las empresas tienen una función social más allá de generar riqueza para sus accionistas, la tienen con sus trabajadores, proveedores, entorno social, medioambiental,… eso implica pagar los impuestos que toca, tener una gestión financiera responsable (¿banca ética?), mantener una relación de beneficio mútuo con proveedores y clientes, influenciar positivamente la comunidad dónde están ubicadas, ser ambientlamente sostenibles,… ¿entonces, estamos “premiando” a éste tipo de organizaciones o sólo las que ganan mucho dinero?

    Responder

Deja tu comentario




*